LA OBEDIENCIA, PRINCIPIO DE ÉXITO - Pablo Castro Agresott

LA OBEDIENCIA, PRINCIPIO DE ÉXITO - Pablo Castro Agresott
El éxito no es cuestión de suerte o magia. Está condicionado a ciertas exigencias en la vida, en todos los órdenes, tales como en los negocios, en el estudio, las artes, en el matrimonio, en el hogar y obviamente en la vida cristiana, en la cual, hacemos énfasis.

Una de las principales causas por las que se fracasa en el Señor, o mejor en la vida cristiana, es por falta de obediencia.

En la vida de Abraham encontramos cómo Dios lo tuvo en cuenta para que este lograra bendición en todas las áreas, que alcanzara EXITO - Todo sin lugar a dudas condicionado a la obediencia. Por lo mismo quiero enfocar la Obediencia como principio del éxito.

Principio: Base, origen, razón. Lo que es fundamental o causa.

Obediencia: Cumplir la voluntad de quien manda.

El éxito de Abraham se resume en los Vs. 2,3 (léalo por favor)
* LA BASE O PRINCIPIO : Vs. 1 Condición para el éxito:

  • Abandonar el pasado pagano : TU TIERRA - Lo que representa en sentido espiritual tu mundo: Carne, pasiones, caprichos, etc.
  • Abandonar el modo de vida: TU PARENTELA Tenemos que establecer en dios patrones de vida. Salgamos de la tradición, costumbres ajenas a la vida en Cristo (2 Corintios 5:17).
  • Abandonar el "yo" personal = TU CASA  Esto va mas allá, a lo muy personal, a lo interno del creyente, a los sentimientos, a todo aquello que está en el yo personal - el ego - (Gálatas 2:20).
Esto nos lleva a SEGUIR UN NUEVO DERROTERO - Y EN LA MEDIDA QUE AVANZAMOS EL NOS IRÁ SEÑALANDO PASO A PASO EL CAMINO: " A LA TIERRA QUE YO TE MOSTRARÉ".

Esto básicamente fue lo que llevó al "Patriarca del éxito", su obediencia basada en la fe. Abraham identificó claramente "AL QUE MANDA", supo conocer quién era Dios, por lo que creyó que se debía someter a Su voluntad, a Sus preceptos.

El gozo y la victoria en la vida cristiana está en la obediencia a Dios: (Deuteronomio 6:3,24; 11:27; 12:28; 30:8-11. Hebreos 4:6,11).

El nivel de tu obediencia indica el nivel de tu rendición (Humildad), amor (Entrega), fe (confianza), seguridad (estabilidad) - señala lo que está en tu corazón.

Si alcanzarás en tu vida cristiana el éxito, será por tu obediencia a Dios y su Palabra.

Identifica al que manda.    ¡Dios te bendiga!